Ese primer año es fundamental en el desarrollo de tu hijo, por eso es muy importante que prestes mucha atención a lo que pasa con él. Y si bien las citas con el pediatra son una buena guía de cómo va su peso y su crecimiento, hay que hablar con él también de los detalles de su motricidad, qué puede y qué no puede hacer.

Estas 12 señales te pueden servir muchísimo para saber cuando es hora de llamar a tu doctor o buscar un especialista. Pero sobre todas las cosas, sigue tu intuición, si hay algo que te preocupa, aunque no esté en esta lista, háblalo con tu médico y si a pesar de eso no te convence lo que te dice, pide una segunda opinión. Tú eres el nexo más cercano con tu bebé, su vínculo con el mundo y la primera que puede detectar cuando hay algo anormal en su desarrollo.