El área del pañal en los bebés es una zona muy delicada. Hay que tener en cuenta que está sometida a temperaturas muy cálidas y con humedad, por lo que es fácil tener infecciones cutáneas por bacterias y hongos

Si la piel de tu bebé presenta las siguientes condiciones tiene más probabilidad de sufrir rozaduras.

  • Piel irritada.
  • Piel blanda por el contacto con la orina.
  • Húmeda.
  • Caliente.
  • Débil al no tener una barrera natural para evitar irritaciones e infecciones.

En caso que tu bebé ya presente rozaduras ayúdale a para que no se le compliquen. Debes de evitar:

  • Pañales que contengan colorantes. Puede causar alergias.
  • Talcos que pueden irritar más su piel.
  • Toallitas húmedas que contengan alcohol o perfume. Cuando cambies su pañal utiliza agua tibia y algodón.
  • Evita aceites de bebé ya que no deja que su piel seque y se ventile.

 

 

Prevén las rozaduras de pañal:

  • Debes mantener la zona de pañal seca: Es conveniente cambiar el pañal de 2-3 horas aunque no esté sucio para evitar la humedad. Los pañales deben ser de buena calidad y no ponerlos muy ajustados.
  • Utiliza un jabón con pH acido: utiliza jabones de marcas de confianza, de farmacia y sin perfume para no irritar la piel.
  • Seca muy bien la piel de tu bebé: Si queda húmeda favorece a infecciones y hongos.
  • Aplica una crema protectora: Es recomendable utilizar una crema suave para evitar rozaduras y cuando este irritado utilizar una crema con óxido de zinc en alta concentración.