El embarazo es el periodo que pasa desde la concepción hasta el nacimiento del bebé. Abarca aproximadamente 9 meses, aunque los especialistas prefieren contabilizar la gestación por semanas. Puesto que se desconoce el momento exacto de la implantación del embrión en el útero, se considera que el embarazo se inicia con la última menstruación de la mujer. A partir de este momento, pasarán 40 semanas de desarrollo fetal hasta el parto.Durante todo este tiempo, la mujer experimentará numerosos cambios físicos y emocionales como consecuencia de las variaciones hormonales. Estos cambios darán lugar a diferentes síntomas en función de la etapa del embarazo.

Síntomas de embarazo

Los síntomas de embarazo que experimenta cada mujer pueden aparecer en momentos distintos y con mayor o menor intensidad en función de las condiciones de cada una. De hecho, hay quienes sienten cambios en su organismo desde los primeros días y quienes no notan nada diferente hasta un estadio más avanzado del embarazo.

La ausencia de menstruación por la interrupción de los ciclos menstruales y el aumento de peso a medida que avanza la gestación es algo común en todas las embarazadas. Otros síntomas comunes son los siguientes:

  • Náuseas y vómitos en el primer trimestre.
  • Hinchazón y pesadez en abdomen, piernas, cara y pies, más pronunciados en los últimos meses.
  • Cansancio, sueño y fatiga.
  • Ganas frecuentes de orinar.
  • Mayor retención de líquidos.
  • Cambios en la forma, sensibilidad y tamaño de pechos y pezones. Estos cambios se producen en miras de la futura lactancia materna.
  • Mayor sensibilidad olfativa, aumento del apetito y aparición de antojos.
  • Aparición de estrías debido al crecimiento abdominal.

 

Éstos son síntomas generales del embarazo, pero la variación de hormonas puede afectar de forma diferente en cada embarazada y derivar en síntomas distintos.