A pesar de que son muy delicadas, las uñas del bebé también pueden ser un riesgo ya que puede existir cortes, arañazos y lesiones cutáneas.

Toma en cuenta los siguientes tips para cortar las uñas del bebé:

El mejor momento para cortar las uñas a tu pequeño es después del baño para que estén un poco blandas y que él se sienta tranquilo y feliz, recuerda siempre utilizar unas tijeras o cortauñas especial para bebé, sus deditos son muy pequeños y necesitan cuidado especial.
Después de darle un baño, las uñas suelen estar más blandas, por lo que es un buen momento para cortarlas, también después de darle un masaje relajante, ya que estará en un estado pasivo.

Cuando el bebé es muy pequeño todavía dormirá mucho, y es en esos momentos cuando puedes aprovechar para cortar sus uñas. Cuando tu hijo sea un poco mayor, puede que le ocasione miedo que le cortes las uñas, es algo completamente normal, pero puedes distraerlo con juegos y haciéndolo con calma.

Con práctica se volverá algo muy sencillo y común.