El gateo del bebé es el primer método que utilizará para desplazarse por sí mismo, ésto le ayudará a fortalecer sus piernas para el gran momento en que comience a caminar. Al gatear, el bebé aprende a mantener el equilibrio sobre sus manos y rodillas. Otros puntos importantes son que al gatear, se conecta sus hemisferios cerebrales, creando así rutas de información, su columna se mantendrá recta, el bebé empieza a ubicar donde está cada parte de su cuerpo, aprende a enfocar sus ojos, se desarrolla la coordinación cerebral ojo-mano, éstos y muchos otros factores se fortalecen y son muy importantes para el correcto desarrollo del bebé. Aspectos que no se desarrollan cuando el bebé usa andadera.

La edad en que la mayoría de los bebés aprenden a gatear ,es entre los 7 y los 10 meses, aunque algunos bebés se saltan este paso y empiezan directo a ponerse de pie y posteriormente comienzan a caminar.

Es primordial no forzar ninguna postura, si vemos que el bebé no está preparado para gatear debemos dejarlo seguir jugando y observarlo para saber cuándo esté preparado.

Puedes ayudar colocando juguetes u otros objetos que sean de interés para el bebé fuera de su alcance, incluso tú misma, también puedes colocar obstáculos suaves como almohadas y cojines para que el bebé los libre y mejore su velocidad, agilidad y confianza.

Cuando el bebé comience a gatear, cerciórate de cubrir cualquier zona peligrosa y no dejar a la vista cualquier objeto que pueda lastimarlo. Por esto hay que vigilarlo y estar atento a cualquier conflicto que pueda tener.

Al final lo importante es que el bebé consiga desplazarse.